domingo, 6 de septiembre de 2009

Un lugar para vivir












Esta es la historia de un pequeño apartamento en Ourense, justo entre la parte antigua y la parte nueva de la ciudad, en una pequeña área arbolada y tranquila a un paso de los vinos y del paseo.


El apartamento tenía todo lo que sus amos necesitaban a la vuelta de la esquina: supermercados, fruterías, carnicería, estanco, peluquería, veterinario, restaurantes, bares...


Y árboles, muchos árboles.



Un apartamento lleno de vida


















El apartamento tenía espacio suficiente para albergar peces de colores, un gato trigueño y varias plantas.

Vistas al arco iris


El apartamento tenía un dormitorio, un baño, una cocina independiente y un gran salón. Todos con luz natural. Y desde el salón a veces se veía el arco iris.

Al apartamento le gustaban los días de lluvia.

Alfombra solar















El apartamento tenía una alfombra solar, un sofá blanco y un sillón rojo.

Un salón muy leído

















Al apartamento le encantaba leer libros y revistas y echarle una ojeada antes de recogerlos y guardarlos en su estantería

Cocina blanca




El apartamento tenía una cocina blanca con lavadora, nevera y microondas.

A la cocina le sentaba bien el verde.

Para descansar





























El apartamento tenía muchos sitios para descansar...

Para jugar




... Y otros para jugar...

Para trabajar



... también tenía un rinconcito de trabajo.

Baño de corazones



El apartamento tenía un baño con una ducha de corazones y una secadora para la ropa.

Dos y cuatros ruedas

















Al apartamento también le gustaba pasear en bicicleta a orillas del río... y por eso tenía una bodega para guardarlas y un garaje para el coche.



Pero ahora el apartamento está triste

El gato y los peces se marcharon a mediados de verano, de las plantas sólo queda una y los amos han dejado de vivir en él y tan sólo le visitan de vez en cuando.

El apartamento se siente triste y vacío.

video

Estaba acostumbrado a escuchar música, al sonido del teléfono, a las películas, a las visitas inesperadas... Necesita nuevos amos que le ayuden a construir una nueva vida, con nuevos recuerdos y nuevos sueños.
Vuelos